Britney Spears pasó de ser una de las estrellas pop mejor pagas del mundo, a un estilo mucho más normal y cotidiano.

Britney Spears pasó de ser una de las estrellas pop mejor pagas del mundo, a un estilo mucho más normal y cotidiano. Pasó por momentos muy complicados en los últimos años, incluyendo rehabilitaciones por diferentes adicciones y paraguazos. Hoy ha recuperado su espíritu de chica sureña y aún desde esa personalidad demuestra que puede estar a la altura de una chica con actitudes punk y sin sobresaltos.

britney-spears-1

La cantante nació en McComb, Mississipi a principios de los años ochenta y se convirtió en una estrella de la música juvenil entre los 90 y principios de 2000. A los dieciséis años firmó el primer contrato con la discográfica Jive, y dos años después su primer álbum se convertía en uno de los más vendidos de la música pop juvenil de los Estados Unidos. Había nacido la princesa del pop y pisaba fuerte.

Esta fama repentina generó cambios en su forma de vida. Pasó a estar siempre en el centro de la escena, con periodistas de todas partes del mundo siguiendo sus pasos y tratando de obtener primicias sobre su carrera profesional y sobre su vida personal. Britney Spears era, además, un producto a vender. La chica que marcaba la esperanza en el nuevo milenio, y muchos de sus videoclips dan cuenta de este espíritu de fe y esperanza en el futuro.

El reality show y la caída en desgracia

Britney & Kevin: Chaotic era un reality show que narraba el noviazgo de la cantante con Kevin Federline y su posterior boda. Fue un producto audiovisual muy criticado, antesala de una época en donde se volvió común contar las intimidades y la vida de las estrellas y celebrities. Para Britney supuso un punto de inflexión en su carrera, los periodistas ya no la tomaban en serio y nada quedaba del amor que le profesaban a la jovencita que salió de The Mickey Mouse House.

Problemas con las drogas, cambios en su físico y pérdida de la custodia de sus dos hijos llevaron a Britney a un cambio radical en su personalidad. Hoy no parece quedar mucho de la antigua estrella del pop, pero en las fotos se la ve radiante y feliz.

Tutelada por su padre y un ejército de abogados que cuidan hasta sus más mínimos movimientos financieros, Britney ha recuperado la custodia de sus hijos y en su cuenta de Instagram abundan las citas inspiracionales, los proverbios de la biblia y fotografías de gatitos y otros gustos que ha desarrollado como cualquier mujer común y corriente.

britney-spears-2

A diferencia de otras cuentas de Instagram de grandes estrellas, donde se cuida hasta el último detalle cualquier palabra o fotografía, en el caso de Britney Spears todo parece indicar que la vida sureña le sienta a la perfección. La idea detrás de este regreso es que la fama y el poder no la han cambiado. En el fondo Britney seguía siendo una chica común y corriente, muy bella y con habilidades para el canto, pero convertida en una estrella pop y luego librada a su suerte por una industria que no perdona a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *