Estudio interesante sobre las lágrimas

Las lágrimas para algunas personas son una señal de debilidad, pero los estudios científicos demuestran que en realidad se trata de una de las tantas respuestas que tiene nuestro organismo frente a choques emocionales, dolores extremos o escenas emotivas. Ya sea que las lágrimas aparezcan porque nos dimos un golpe muy fuerte, o porque un personaje de nuestra serie favorita acaba de morir o encontró a la persona que estaba buscando, nuestro cuerpo está configurado para que aparezcan lágrimas en nuestros ojos.

lagrimas-3

Llorar es una acción tan común que muchas personas ignoran las razones científicas que explican este procedimiento y los efectos que tiene sobre nuestra salud. Los seres humanos son los únicos vivientes que lloran como una forma de respuesta ante el dolor o las emociones. Los científicos todavía no han podido responder a la totalidad de las preguntas sobre las lágrimas, pero ya sabemos que existen tres tipos diferentes de lágrimas: basales, reflejas y psíquicas.

Las lágrimas basales tienen como función mantener el ojo lubricado y siempre libre de polvo. Las lágrimas reflejas aparecen cuando hay algo que irrita el ojo. Este tipo de lágrimas son las que aparecen cuando cortamos cebollas o cuando el ojo entra en contacto con gases lacrimógenos o sustancias que irritan. Las lágrimas reflejas limpian el ojo de partículas extrañas en caso de que haya sustancias irritantes o partículas que dejan irritada la zona ocular.

lagrimas-2

Las lágrimas psíquicas, las del tercer tipo, son producto del sollozo. Estas lágrimas pueden tener diferentes orígenes, ya sea lágrimas de felicidad, de tristeza o de emoción. Una persona puede llorar por un dolor intenso o por encontrarse muy feliz. El ser humano es, dicen los investigadores, el único ser vivo capaz de llorar como respuesta a estímulos y situaciones concretas.

La lágrima psíquica todavía no ha sido estudiada en profundidad. No se conocen las verdaderas causas por las cuales se responde con lágrimas a un dolor físico o a un trauma de tipo emocional. Incluso se desconoce porque aparecen lágrimas como respuesta a momentos de gran felicidad. El ser humano es social, y es posible que las lágrimas sean un recurso que tenemos para mostrarle a los otros nuestro estado mental y así buscar consuelo o un abrazo reconfortante cuando lloramos de alegría y no podemos contener el llanto.

Charles Darwin, el padre de la teoría de la evolución actual, sostenía que las lágrimas psíquicas, o aquellas de tipo emotivas, no tienen propósito. Para él todas las lágrimas servían para lo mismo: proteger al ojo. Sin embargo, con el paso del tiempo aparecieron otras teorías donde las lágrimas también servían como una forma de comunicación, un vehículo para entender los sentimientos del otro.

lagrimas-1

En 2015 el psicólogo holandés Ad Vingerhoets le pidió a un grupo de voluntarios que completarán una serie de formularios explicando cómo se sentían antes de mirar dos películas de alta carga emotiva. Luego completaron el mismo formulario 20 minutos después de terminar la película y 2 horas después. Los resultados fueron bastante contundentes: los que no lloraron no tuvieron ningún tipo de cambio en su estado psíquico, y los que lloraron mostraron un estado de ánimo notablemente mejorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *